Rainy day

image

Parecía que llegaba el calorcito pero ha sido una falsa alarma, vuelve el frío y acompañándole la lluvia.

Con este post voy a aprovechar para hablaros de mis botas de lluvia. La de vueltas que dí hasta encontrarlas! Y las recomiendo.

Seguir leyendo

Anuncios

We love fridays, We love Casual days

image
Los viernes te levantas para trabajar con otra mentalidad: es viernes! Venga que esto está chupado, el día pasará rápido y serás LIBREEEEE!

Seguir leyendo

We love last sales

imageCada fin de temporada me dedico a echar un vistazo por mis tiendas favoritas, pero al contrario de lo que podáis pensar, no es para ver las nuevas colecciones, sino  para ver los remates finales. Ese día me planto un look súper cómodo, yo no entiendo a la gente que va con taconazos a comprar… bueno si vas a una tienda en concreto y punto aún, pero si quieres dedicarte a patear tiendas lo último que puedes hacer es ir incómoda y en caso de que te quieras probar un vestido,  con un calzado cómodo y apropiado y medias es suficiente. Probarse un vestido con calcetines y con un zapato que no favorezca puede causar que no compréis una prenda que, igual es maravillosa, pero que depende de la pinteja con que vayáis podéis convertirla en horrorosa.
Seguir leyendo

Mañanas de fútbol

 

“Ten cuidado que las extraescolares las carga el diablo”- le oí decir a una mamá un día en la puerta del cole. Y cuántas veces me habré acordado yo de aquella chica!

Es cierto, una extraescolar es un arma de doble filo, de destrucción masiva casi diría yo. Pero como dice mi twin, en LYM #somosfashion pero antes #somosmamás. Y yo añado #molonas, porque si no lo decimos nosotras, quién nos lo va a decir! Y si toca extraescolares, toca extraescolares!
Seguir leyendo

Adquisiciones de rebajas

wpid-cimg8131.jpgNo es ningún secreto: en LYM somos fans de las rebajas! Sobre todo de los chollitos de última hora a precio de saldo que, como reinas que somos, nos llenan de orgullo y satisfacción. En tiempos de crisis se pueden llegar a comprar duros a cuatro pesetas, eso sí, hay que tener paciencia, mucha vista y rapidez.
Seguir leyendo