Cómo hacer una maleta y no morir en el intento

Es tener que hacer la maleta y me entran los sudores fríos. Todo controlado, me he dado cuenta de que es genético  -aprovecho para saludar a mi santa mami que sé que me está leyendo- y ya he decidido que no voy a luchar contra ello.

Seguir leyendo