La quinta estación: el entretiempo

No sé a vosotros, pero a mi esta época de cambio de estaciones me vuelve bastante loca.

Sobretodo porque, por lo menos en Barcelona, no te quitas definitivamente la manga corta hasta noviembre y de repente, un día pasas de la cazadora vaquera al abrigo.

Durante estos meses, tanto tenemos días totalmente veraniegos, como que de repente te cae un chaparrón y hace birujillo. Esto se traduce de 3 formas en nuestros armarios:

A. Eres valiente y te resistes a despedir al verano.
B. Si el calendario dice que es otoño hay que cambiar el armario si o si, da igual que marque 26 grados el termómetro, el corte inglés te dice cada día en la tele que “ya es otoño en el corte inglés”, así que tú vas con tus pies achicharrados dentro de unos botines y sudando como un pollito con tu trench y tu foulard.
C. Tu armario es un poco caótico, mitad ropa de otoño, mitad de verano…no corren las perchas, un día vas con sandalias y otro con las botas de agua.

Qué rollo verdad? En este tiempo que las estaciones no acaban de definirse acabas pillando cada catarro… por no hablar de los microclimas en nuestros lugares de trabajo, que a veces en tu oficina hace más calor en invierno que en Sevilla en verano y más frio en verano que en León en febrero.

El otro día quedé con unos amigos y me puse este look que os dejo, un vestido de bambula que compré sabiamente en últimas rebajas de verano. Fuí muy cómoda porque hacia calor y el tejido es ligero, aunque después en la sombra hacía fresquito y se agradecía la manga larga.

Mientras remato estas líneas, me hago el firme propósito de vaciar un poco mi armario (tipo C) y quitar todos los vestidos de tirantes …así poquito a poco a ver si me corren las perchas!!!!

image

image

image

image

image

image

Anuncios

7 comentarios en “La quinta estación: el entretiempo

  1. Ester Castillo dijo:

    Precioso vestido! A mí no me gusta el entretiempo, soy de todo o nada. El problema para mí es el calzado, hay días que con sandalias paso frío, pero tampoco hace el suficiente frío como para ponerme zapato cerrado o botines.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s