Deco buhardillas

No sé si la influencia en mi niñez, de ver a Heidi acostarse a diario en su granero abuhardillado me marcó…lo cierto es que esos techos inclinados me pierden.

Y mira que en las películas de miedo te meten al fantasma en el sótano o en la buhardilla, pero ni con esas me dejan de gustar. Me encantan esas escenas donde suben al desván a mirar baúles con recuerdos del año a.c. (mira que acumulan trastos los yankees)…

Supongo que quien tenga la suerte de poseer una, quizás me dirá que son difíciles de amueblar o que tienen poco espacio práctico, pero seguro que yo le encontraba servicio hasta a el último rincón.

Sólo hay que ver estas fotos. Podemos observar cómo se ha sacado partido de un rincón convirtiéndolo en estudio y sala de juegos infantil, así que mientras la mamá trabaja, el niño está controlado y distraído. No se necesitan más que un par de muebles blancos que no coman espacio, unos pequeños sofás con estilo y unos toques exquisitos de decoración, para convertir un rincón en una estancia con encanto.

El otro ejemplo es un dúplex de invitados abuhardillado, con un estilo minimalista, cama baja, dando el toque  de decoración con esa estupenda talla de madera. El recibidor principal sencillo, sin sobrecargar, pero con los elementos justos para llenar el pequeño espacio.

Yo vivo en la ciudad, en un piso, como mucho puedo subir a la casa del vecino a pedir sal…ya me gustaría a mi. Y vosotros? Tenéis la suerte de tener uno? Os gustan?

image

image

image

image

image

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s